enfermedades respiratorias colegios

Las enfermedades respiratorias, infecciones recurrentes en los colegios

Con la vuelta a los colegios también reaparecen enfermedades respiratorias que se convierten en patologías recurrentes en las escuelas. Así, la bronquitis, la rinitis o el asma, junto con alumnos y profesores, también vuelven a las aulas. Y es que después del verano, la población escolar es una de las que se pueden ver más afectadas por este tipo de patologías.

Por eso mismo, muchos especialistas como, por ejemplo, la figura del neumólogo privado,  hacen hincapié en la necesidad de concienciar a la población del cuidado de las vías respiratorias sobre todo durante la infancia.

Una de las principales características de las enfermedades recurrentes en niños es un patrón de reaparición de síntomas. Algunos indicadores a tener en cuenta son la tos persistente, la dificultad al respirar o la fatiga durante la actividad física. Y, para que estas patologías no vayan a más, ni dejen secuelas que afecten a la calidad de vida de los pacientes, existen una serie de medidas recomendables a llevar a cabo.

Cómo hacer frente a enfermedades respiratorias en los colegios

Estas son algunas recomendaciones para combatir las enfermedades respiratorias en los colegios:

Vacunación: Las vacunas de los niños han de estar al día ya que estas pueden prevenir enfermedades que supongan la debilitación de los pulmones.

Higiene: Lavarse las manos de forma regular es aconsejable para que los gérmenes y virus no se propaguen.

Correcta alimentación: Una dieta equilibrada y una ingesta adecuada de líquidos mejorar el sistema inmunológico lo que ayuda a prevenir infecciones de tipo respiratorio.

Medicamentos: El uso de medicamentos con lisado bacteriano mecánico sublingual favorecen el retorno de infecciones de vías respiratorias aunque, para su uso, ha de consultarse a un especialista.

Actividad física: Realizar ejercicio de forma regular hace que el sistema respiratorio se mantenga en unas óptimas condiciones. Es recomendable que los menores realicen actividades físicas de formas diaria y que éstas sean, siempre que sea posible, al aire libre.

Aun siguiendo estas recomendaciones, lo mejor es estar alerta de los síntomas de posibles infecciones respiratorias y así tomar las medidas preventivas necesarias y si fuese necesario contactar con un médico/neumólogo. Con ello los menores estarán en un entorno saludable.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR