Técnicas Neumología Intervencionista

Reducción de volumen pulmonar en Enfisema Grave

La cirugía de reducción del volumen pulmonar se usa para mejorar la respiración en algunas personas con enfisema pulmonar grave. El Doctor Flandes utiliza 4 técnicas para llevar a cabo esta operación.

Técnicas:

La válvula Zephyr es un pequeño dispositivo unidireccional de nitinol y cubierto de silicona. Entre las características de estas innovadoras válvulas se encuentra la posibilidad de retirarlas o recolocarlas con facilidad. El procedimiento se realiza a través de un broncoscopio flexible introducido por la nariz del paciente, que se encontrará bajo sedación.

Las válvulas se implantan en los bronquios de los lóbulos que presentan mayor enfisema, colapsándolo para minimizar la hiperinsuflación y conseguir que se expandan los otros lóbulos sanos. De este modo, podrán recuperar su tamaño original y, así, mejorar la función pulmonar, la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida de los pacientes con enfisema pulmonar.

La reducción de volumen pulmonar por broncoscopias tiene un objetivo terapéutico similar al del tratamiento Quirúrgico: reducir la hiperinsuflación
pulmonar, produciendo una mejoría de la dinámica respiratoria, que se traduce en una disminución de la disnea y un aumento de tolerancia al ejercicio,
disminuyendo la morbilidad de una cirugía mayor.

Son dispositivos que bloquean la entrada de aire durante la inspiración, a la vez que durante la espiración permiten la emisión de aire y secreciones. Facilitan la mejoría funcional en pacientes seleccionados con enfisema heterogéneo grave.

Existen 2 tipos de válvulas: Spiration, intrabronchial valves o IBV (Spiration Inc., Redmond, Wash., USA) y Zephyr, endobronchial valves o EBV (Pulmonx,
Inc., Palo Alto, Calif., USA). Ambas son autoexpandibles y se colocan mediante un catéter que se introduce a través del canal del broncoscopio flexible.

Las válvulas Spiration presentan forma de paraguas (Fig. 1). Aunque, inicialmente, un ensayo multicéntrico europeo indicó que no producían mejoría
funcional ni en la calidad de vida, respecto al grupo control, el estudio piloto de las IBV (Intra Bronchial Valves) demuestra que, a pesar de no lograr dicha mejoría funcional o reducción objetivable de volumen pulmonar, pueden mejorar la calidad de vida, evaluada mediante el Test de St. George (SGRQ).

En la actualidad, este tipo de válvulas se utiliza tanto para la reducción de volumen pulmonar como para el tratamiento de la fuga aérea persistente.

Broncoscopia Diagnóstica

La broncoscopia es una prueba diagnóstica que permite visualizar la vía respiratoria (laringe, tráquea y bronquios de mayor tamaño) y recoger muestras de secreciones respiratorias, tejido bronquial o pulmonar o ganglios del mediastino.

Técnicas:

La ecobroncoscopia (EBUS) es una técnica diagnóstica mínimamente invasiva que emplea un broncoscopio flexible con un transductor. Esto da la posibilidad de ver en tiempo real y realizar punciones y aspiraciones en los ganglios del mediastino explorados. Al ser realizado bajo sedación, el paciente podrá recibir el alta el mismo día e incluso obtener resultados inmediatos. Gracias a esta técnica, se pueden diagnosticar enfermedades vinculadas al mediastino y el cáncer de pulmón, conociendo incluso el avance de la enfermedad.

Funciona emitiendo haces de luz, de forma similar a los ultrasonidos que utiliza el EBUS, pero con la diferencia de que la velocidad de la luz es 200.000 veces mayor que la del sonido para la resolución óptica.

Esta técnica permite conocer la delimitación de la infiltración tumoral en el árbol bronquial desde la mucosa bronquial. Es una opción especialmente útil en pacientes con cáncer de esófago y muy innovadora para el diagnóstico precoz del cáncer.

Procedimiento diagnóstico para visualizar el árbol bronquial y examinar las vías aéreas, con la opción de obtener muestras biológicas para su posterior análisis. Se realiza introduciendo el broncoscopio flexible por la nariz del paciente sedado. Igualmente, aunque menos comunes, tiene otros usos más bien terapéuticos, como la extracción de coágulos, tapones de moco o cuerpos extraños, entre otros.

Broncoscopia Terapéutica

La broncoscopia terapéutica constituye una potente herramienta para el alivio sintomático de los pacientes con obstrucción de la vía aérea central.

Técnicas:

Este tipo de técnica, al ser pediátrica, utiliza broncoscopios flexibles de menor calibre que en los adultos.

El broncoscopio pediátrico más popular tiene un diámetro externo de 3,6 mm y un canal de trabajo de 1,2 mm, pero existen otros como el de 2,8 mm de diámetro externo y un canal de succión de 1,2 mm o incluso el de 2,2 mm sin canal de trabajo. Los diámetros de media utilizados en lactantes y niños más pequeños se encuentran entre los 2,8 y los 3,6 mm. A partir de los 6 años de edad se pueden utilizar instrumentos de 4,9 mm.

Técnicas Pleurales

Están indicadas cuando la pleura está enferma y acumula líquido o aire. Se hacen con anestesia local y entre sus posibles complicaciones se encuentran el neumotórax (entrada de aire en el espacio pleural), y la hemorragia, aunque las complicaciones de importancia son raras

Técnicas:

La pleura es una membrana de dos hojas (pleura parietal y pleura visceral) que recubre los pulmones. Para minimizar la fricción al respirar, cuenta con una mínima cantidad de líquido lubricante entre sus hojas. Sin embargo, el aumento de ese líquido puede ser causado por enfermedades como cáncer, tuberculosis o trastornos hemáticos o linfáticos. Este incremento es patológico y puede derivar en disnea.

La toracocentesis es la aspiración de ese líquido pleural excedente, bien para analizar la muestra, bien para aliviar la compresión pulmonar. Se realiza con una punción a través de la pared torácica.

Consiste en la obtención de líquido o tejido pleural mediante biopsia con aguja o por toracoscopia, con el fin de realizar un examen histológico o bacteriológico.

El objetivo de la biopsia por toracoscopia es determinar la causa y naturaleza del derrame pleural, de especial interés cuando se plantea etiología tuberculosa, donde tiene una sensibilidad del 90%. Esta toracoscopia permite visualizar directamente la cavidad pleural y se puede realizar en quirófano o bajo sedación en las unidades de Neumología.

El drenaje torácico (tubo torácico o toracotomía o drenaje intercostal) es un tubo de plástico que se inserta a través del tórax, lateralmente, en el espacio pleural. El fin de esta sonda es evacuar un depósito de aire o fluidos en la cavidad torácica (patología pulmonar o pleural) o evitar que se acumulen fluidos después de un procedimiento quirúrgico en el tórax, como: neumotórax, derrame pleural, empiema, hemotórax, quilotórax o postoperatorio de cirugía torácica, entre otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR